domingo, 8 de febrero de 2015


Una extraña dirección
 “Ha abierto los ojos dos minutos antes de que le sonara el despertador. Cada lunes le pasa igual, dos minutos antes de las ocho de la mañana se despierta y ya no se puede volver a dormir, sólo que hoy lo ha hecho agitado por el ruido del viento. Toda la noche ha oído cómo las ramas de los árboles que rodean su casa se agitaban y ha notado cómo se colaba un ligero soplido por debajo de la puerta, una voz ronca que resonaba en todos los rincones de la habitación, como si  detrás del armario o debajo de la cama se escondiera un hombre alto y gordo con un altavoz, susurrando y gritando a la vez. Sin querer se está volviendo a dormir pero lo que le despierta, a las 8 de la mañana del lunes 2 de febrero, no es el despertador: es la ráfaga de viento más fuerte que ha oído nunca. Abre los ojos y mira aterrorizado a su alrededor…”
Una extraña criatura de ojos azules se situaba justo enfrente de Martín.
Al principio él se asustó, pero después se dio cuenta que esa criatura tenía algún mensaje importante para él,  y le dio la dirección de una casa.
Martín decidió ver lo que había en aquella misteriosa dirección, así que, a la mañana siguiente se adentró en una misteriosa casa, la cual parecia que daba con la dirección.
Una vez allí, decidió entrar en la casa, y observó todo lo que se situaba enfrente de él, enormes plataformas de última tecnología en el techo, como si llevasen a alguna parte.
Aquello formaba parte de un experimento científico y él lo sabía.
Así que  intentó escalar por las paredes hasta llegar a una de las plataformas, justo ahí de pie, escuchó un ruido muy extraño, Martín aterrorizado, bajó y fue hasta su casa.
Al cabo de unos días, escuchó en las noticias, que habían encontrado una casa abandonada en la que en un pasado oscuro, se utilizaba para hacer experimentos científicos con chicos durante su adolescencia.
Martín nunca se arrepintió de estar allí, al contrario, estaba contento por   haber visto en primer plano aquel lugar en el que al paso de los años contaría a sus hijos.

Google+ Followers